buscar en el blog

Cargando...

LA MUERTE DEL RIO DAGUA

MUERTE DEL RÍO DAGUA A CAUSA DE EXPLOTACION
MINERA EN ZARAGOZA, BUENAVENTURA.
DEFINICION
El río Dagua desde su nacimiento y a todo lo largo de sus 101Kms de recorrido, engloba a tres municipios del departamento del Valle del Cauca: Cali, Dagua y Buenaventura. Nace aproximadamente a 2.200 m.s.n.m. entre heliconias, trinos y verduras, sobre el costado occidental de la Reserva Natural de los Farallones de Cali. En una zona de bosque húmedo montaña, en el alto de San Luís, del corregimiento de San Bernardo, del municipio de Dagua. En la parte alta de la cuenca están el Alto de Atunela y la reserva de Bitaco, y a lo largo de la misma encontramos bosque seco y tropical, Bosque de segundo crecimiento, Colinas altas y bajas. Terrazas y colinas bajas. Así como Llanura costera. Más abajo, con temperaturas promedio mayores a los 14°C, encontramos una zona con relieve de colinas bajas, pendientes suaves y topografía ondulada,
Los estratos VI y V, que son los más altos, son también zonas de resguardo. Aquí vive un reducido grupo de indígenas que mantienen un conflicto permanente por el control del territorio. El cañón del río Dagua, se ubica entre el III y II estrato. Es decir, por debajo de los 300m de altura sobre el nivel del mar. Los estratos I y II que son los más bajos, han sido habitados siempre por la etnia negra, y donde ubicamos EL CORREGIMIENTO DE ZARAGOZA.



DELIMITACION
El corregimiento de Zaragoza, jurisdicción de Buenaventura, se ubica el litoral pacífico, en un sector que comprende 20 kilómetros, sobre la vía Cali-Buenaventura. Esta Región fue hasta hace poco una de las zonas ambientales y biodiversas más importantes del mundo, patrimonio nuestro, del país y del mundo. Asentada sobre una plataforma verde que bordea el Río Dagua. A poca distancia podemos encontrar reservas naturales, entre las cuales una muy conocida es la de san Cipriano situada en el pleno corazón de la selva del Litoral Pacífico. El aire, como en cualquier selva, es húmedo, caliente y llena de vida todo lo que encuentra en su camino. Esta es la segunda región del mundo con tanto grado de humedad. El viento golpea los rostros, se escuchan los cantos de aves, chillidos de micos y conciertos de cigarras. La vida de los habitantes de San Cipriano está vinculada al agua del río. Estos lazos son muy estrechos. Desde el día del nacimiento, los niños empiezan la convivencia con el río que no solamente es el elemento indispensable del paisaje, sino un amigo que acompaña, da alivio, abastece en agua limpia, murmulla las canciones de cuna, y por el cual se pasea en medio de la selva, al pie de una pared alta de arboles que bordea el río. En este antiguo paraíso natural el eco de la manigua y los coros espontáneos de los animales son mera nostalgia. En un recorrido de unas tres horas a pie, el sonido que gobierna aquella postal de suelos rotos es el de las máquinas que hunden sus garras sin compasión, de día y de noche, en el lecho del afluente.


FORMULACION DEL PROBLEMA.
A pesar que siempre hubo una pobre explotación artesanal del oro, por parte de los habitantes del caserío, que no pasaban de 100 familias, a partir del año 2009, a pocos días del descubrimiento de la mina aluvial de oro a lo largo de 22 kilómetros del río Dagua, convirtió a Zaragoza en un pueblo de cambuches, sin Dios y sin ley. Llegaron alrededor de 10.000 cazafortunas de Buenaventura y otras regiones como Cauca, Antioquia, Chocó y la costa Caribe.
La ambición produjo la transformación física de la zona, antes se observaba como playa desolada y ahora se asemeja a un área de combate con enormes cráteres y decenas de retroexcavadora remueven la tierra. El daño ha sido inmenso a término que ya no se distingue el cauce natural del río y A su alrededor lo habitan campamentos de plástico y cartón que cubren desde tiendas y restaurantes hasta almacenes y bares.
Antes, paralelo a la Vía al Mar, se divisaba un río caudaloso, acompañado de una espesa vegetación. Desde mayo pasado, la panorámica no es así: a lo largo de 22 kilómetros, el río Dagua ha cambiado de recorrido y hay tramos en los que el afluente se confunde con una playa empantanada de más de diez metros de ancho. No lo adornan árboles sino un racimo de ranchos en esterilla
Se dañaron bosques, la faja lateral y la ribera del río, por consiguiente su acorazamiento, espantaron especies animales; alteraron la vegetación; afectaron a gran parte de la comunidad allí asentada viéndose abruptamente penetrados por las máquinas depredadoras y las hordas de desempleados allí atraídos como mampara de la explotación de los consorcios, en una zona de propiedad colectiva y ancestral de los afrodescendientes, agravaron con escurrimientos y lodos la sedimentación en la bahía de Buenaventura donde desemboca el río Dagua. El panorama que se observa desde el aire es desolador. El colchón verde que bordeaba el Dagua desapareció y sólo se observan huecos tan grandes que parecen madrigueras hechas por topos del tamaño de dinosaurios
La explotación irracional primó, la ganancia desbocada para los empresarios de los aparatos mecánicos de extracción del oro, en contra del balance ecológico de la zona y del equilibrio del ecosistema: el río Dagua destruido.



OBJETIVO GENERAL:
Determinar las formas de como detener el daño ambiental en el Rio Dagua y sus reservas naturales, con propuestas de verdadero ecoturismo, a lo largo del río, que genere ingresos a los locales y permita aliviar el problema social y a su vez se proteja el ecosistema.

OBJETIVOS ESPECIFICOS:
• De qué manera se puede legalizar una extracción artesanal del oro en Zaragoza, para que su explotación no contamine el medio ambiente.
• Como motivar a los inmigrantes y los dueños de maquinaria pesada para que desalojen el sitio sin alterar el orden público como ha venido sucediendo.
• Desarrollar un plan de restauración de todo el ecosistema dañado de una manera pedagógica en el nativo para crear pertenencia y evitar situaciones similares como la actual.

ELSA MARIA OTERO

2 comentarios:

JOHANNA LOPEZ B dijo...

Elsa, su trabajo es muy interesante solo tengo algunas observaciones:

1. Considero que el planteamiento del problema debe ser más corto, esta demasiado extenso y debe contener de manera clara y concreta la problemática de impacto ambiental objeto de análisis que se va analizar.
2. Replantear los objetivos específicos, recuerde que los objetivos deben ser redactados de manera indeterminada e inician con un verbo, como: analizar, establecer, diseñar entre otros.
3. Recuerde que debe su trabajo estar enfocado desde su perfil profesional como Administrador Ambiental.
Exitos!

Johanna ¡

emoteros dijo...

Gracias profesora Johanna, estoy trabajando en eso.

Hasta pronto
Elsa María

Publicar un comentario